Los 10 miedos más comunes que tiene toda nueva mamá (y por qué tú no debes temer!)

Los 10 miedos más comunes que tiene toda nueva mamá (y por qué tú no debes temer!)

Los 10 miedos más comunes que tiene toda nueva mamá (y por qué tú no debes temer!)

Traer nueva vida al mundo es una de las cosas más mágicas e increíbles que puedes hacer. También es una de esas cosas que más miedo dan, es verdad, pero ya verás que lo harás como toda una campeona… ¿O acaso crees que eres la única que se ha sentido o se siente así? 

Dejando de lado preocupaciones serias (que corresponden tratarlas con un profesional), hay muchas nuevas tareas que, aunque simples, pueden ser intimidantes. Por eso, hemos recopilado las más frecuentes en nuevas mamás y te mostraremos que no hace falta desesperarse ni preocuparse más de la cuenta. ¡Allá vamos!

 

1. Poner tu bebé a dormir

Debido a que lo has tenido dentro de ti durante probablemente nueve meses, dormir sin él cerca es una preocupación muy frecuente en muchas mamás. Estas incluyen preguntas como: ¿Qué pasa si llora y no lo escucho? ¿Y si se da la vuelta? ¿Y si se siente que lo dejé solo? ¿Y si me necesita y estoy en otra habitación? Definitivamente la preocupación más habitual es que tu bebé se vuelque y no pueda respirar. Hay mucho escrito por ahí y, aunque hay que tomar precauciones, también hay que evitar vivir con miedo. Tu instinto de madre es la mejor herramienta. Si te calma revisar que todo esté bien un poco más de la cuenta, es normal, y lo puedes hacer. Tu pediatra seguro te dará los mejores consejos y te ayudará a que, en lugar de temer, estés pendiente y seas cuidadosa, que es mucho mejor.

Dabadu Blog - Poner a tu bebé a dormir solo

2. Darle de comer

No importa si estas amamantando, dándole el biberón o ambas, quizás incluso ya estás dándole algo sólido: darle de comer puede causar ansiedad. Las mamás temen no estar dándole lo suficiente (o demasiado), si se atragantará o si lo digerirá bien.

Estás dándole biberón y te preocupa la cantidad que sale? Si te da más tranquilidad, usa uno que sea de flujo lento. Prestar atención a la deglución de tu bebé para asegurarte de que lo está haciendo al ritmo correcto también es buena idea.

Dabadu Blog - darle de comer a bebé biberón leche

3. Dejar que otra persona sostenga a tu bebé

¿Alguien más que tú quiere sostener a tu bebé? Quizás sea un miembro de la familia o un amigo cercano, pero por alguna razón no quieres. Este miedo es muy común. Temes que no sepan sostenerlo correctamente o tal vez imaginas que se le pueda caer y que en la desesperación lo sujete del cuello, incluso te preocupa que la persona tenga demasiado perfume o huela a tabaco.

Si esto realmente te causa estrés, quizás te ayude si tu peque está bien envuelto antes de dejar que otros lo carguen. Permanecer al lado quizás también te calme. Simplemente, relájate.

Dabadu Blog - dejar que otra persona sostenga a tu bebé

4. Dejarlo con otra persona

Las nuevas madres (y padres) necesitan y merecen un poco de tiempo para ellos mismos (o para ir a trabajar) y eso significa que alguien más tiene que cuidar al bebé. La pregunta que más ansiedad genera es: ¿a quién le puedo confiar esto? Si tienes la suerte de tener padres, es la mejor elección. ¡Quién mejor que aquel que tiene toda la experiencia que tú no tienes! Y más si son sus abuelos, de seguro le darán todo el amor y cuidado. Pero si no los tienes, una buena alternativa sea cuidado profesional. Una niñera o una guardería pueden ser buenas opciones y siempre, con referencias.

Así y todo, a muchas madres les da temor dejar a su peque con gente desconocida. A medida que pasan los meses, este temor suele disiparse.

 Dabadu Blog - dejar a tu bebé con otra persona

5. Cambiarle el pañal

¿Habré limpiado lo suficiente? ¿Lo habré hecho bien? Son dudas frecuentes.

Si tienes una niña, quizás le has dicho a tu compañero que debía hacerlo de adelante hacia atrás, es algo que se repite mucho. Los bebés recién nacidos son tan pequeñitos que incluso cambiar un pañal nos pone nerviosas. El miedo más común: cómo levantar al bebé para colocar el pañal debajo. Pero no temas, simplemente levanta sus piernitas suavemente y listo. Tómalo de las pantorrillas, no lo lastimarás!

Dabadu Blog - cambiarle el pañal a bebé 

6. Cortar las uñas de tu bebé

Esos deditos! Y esas uñas! Wow…como corto algo tan delicado? ¿Le podré hacer daño?

Esa pregunta se repite siempre. Siempre. Y más cuando hablamos de acercar cosas filosas; son muchas las mamás que no soportan hacerlo. Por eso, muchas le dejan la tarea al padre…pero no tiene porqué ser así. Hazlo con calma y con seguridad, no le harás daño. No hay nadie que lo pueda hacer con tanto amor y delicadeza como tú.

Toma un alicate pequeño, mejor evitar tijeras o alicates más grandes. Puedes hacerlo mientras tu bebe está relajado (como cuando toma del biberón o duerme, si no te preocupa arriesgar despertarlo), ya verás que rápido te conviertes en una experta. Basta salir a la calle y verle los dedos a los adultos para comprobar que todo estará bien ;)

Dabadu Blog - cortarle las uñas a bebé 

7. Llevarlo en el coche

Este miedo es muy común, sobre todo la primera vez. Miedo a que un movimiento brusco, un bache o imperfección en el asfalto u otros conductores irresponsables lo pongan en riesgo. Esto puede durar un tiempo, pero a medida que pasa el tiempo, cada vez te sentirás más tranquila. Ir más lento puede ayudar y, sobre todo, utilizar los asientos correctos, bien asegurados y correctamente colocados.

Dabadu Blog - llevar a bebé en el coche auto 

8. Darle un baño

Una vez que aprendes a bañarlo, a manipular su cuerpecito con confianza y delicadeza a la vez, todo es divertido y hasta relajante. Pero antes, esos primeros baños son realmente difíciles: y si le hago daño? Y si se me desliza y le pasa algo? Tranquila. Los bebés son resbaladizos cuando están mojados, es verdad, pero no hay nada que temer. Incluso si la bañera o el lavabo son superficies duras, hay agua dentro y, sobre todo, al estar prácticamente en contacto con la superficie no hay riesgo de golpes fuertes. Por otro lado, los bebés son súper flexibles y mucho menos frágiles de lo que piensas!

Por eso, disfruta ese baño, tómatelo con calma y  preferiblemente pásale una esponja o la toallita en una bañera para bebés llena de agua muy poco profunda.

Si quieres estar más segura, coloca una toalla por debajo de tu bebé y utiliza una bañera para bebe o fregadero grande. Es la solución perfecta, si quieres sentirte más segura y evitar resbalones.

 Dabadu Blog - Darle un baño a bebé

9. Su cordón umbilical

Si acabas de ser mamá, esta es para ti. Relájate, tiempo al tiempo :) Muchas se preocupan por demás, pero en realidad, lo único importante es mantenerlo limpio y seco, ya que la naturaleza se ocupa del resto. En unas dos semanas se le caerá, así que simplemente trata de evitar que los pañales lo rocen, un simple doblez en la parte superior será de ayuda.

Dabadu Blog - Bebé cordón umbilical

10. Sacar a tu bebé fuera por primera vez.

¿Sabías que en los países nórdicos dejan a los recién nacidos fuera durante horas, incluso en el frío? Si ellos lo hacen, seguro tú lo puedes sacar a pasear sin problema. Si vives en una ciudad, es verdad que es mejor evitar la polución y el ruido, pero por lo menos en España, esto es totalmente seguro. Gérmenes? Otro temor sobredimensionado. Automóviles al cruzar la calle? Tómatelo con calma, todo está bien. Si te deja más tranquila y tu peque es recién nacido, puedes ponerle la cubierta al carrito, siempre asegurándose de que esta permita el flujo de aire, al mismo tiempo que sirve como barrera contra la contaminación. Así que viste a tu bebé y sal al mundo!

 Dabadu Blog - Sacar a bebé a pasear por primera vez

 

Atención: Estas recomendaciones no sustituyen la consulta con un médico profesional ni el tratamiento a patologías específicas. No debes usar esta información para diagnosticar o tratar un problema de salud sin antes consultar a un profesional calificado. Comunícate con el pediatra de tu bebe si tienes preguntas e inquietudes.

Dejar un comentario

* Necesario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados